Un año más lo mejor del fotoperiodismo en Visa pour l’Image

Yannis Behrakis: Refugiado sirio besando a su hijo.

Yannis Behrakis: Refugiado sirio besando a su hijo.

Desde el pasado 27 de agosto y hasta el próximo 11 de septiembre (13 en el caso de las exposiciones) los amantes de la fotografía y el reporterismo gráfico tienen una cita ineludible en la ciudad francesa de Perpiñán, a escasos kilómetros de la frontera con Cataluña, donde el mayor festival sobre fotoperiodismo, el Visa pour l’Image, celebra su 28 edición con los refugiados, el colectivo homosexual y los niños soldado como principales temáticas y foco de atención. 

Si hay una cita marcada en rojo en el calendario de los eventos sobre reporterismo gráfico esa es la que señala al Festival Internacional de Fotoperiodismo Visa pour l’Image, que cada año, y ya van 28 desde su creación, reúne en diferentes espacios ubicados en la ciudad de Perpiñán a algunos de los mejores trabajos fotoperiodísticos del año. Trabajos publicados por prestigiosos medios de comunicación, pero como reconoce su director, Jean-François Leroy, también otros muchos brillantes encargos que la prensa no ha comprado y que, según la organización, merecen ser expuestos para el disfrute del público que cada año llena las calles de la localidad francesa para encontrarse con el quehacer de los mejores profesionales del fotoperiodismo actual.

Además de los encuentros para charlar sobre el presente, el futuro y las problemáticas de la profesión; y de las veladas de proyección, donde se abordan, desde el punto de vista fotoperiodístico los temas de actualidad más relevantes del año, el Festival Visa pour l’Image destaca especialmente por la calidad de sus exposiciones (22 en total y todas ellas de acceso gratuito), que este año tienen a la crisis de refugiados, a la represión contra los gais y a los niños soldado como algunas de las temáticas que se tratan de forma más específica por parte de los profesionales.

Corea del Norte vista a través de un smartphone

David Guttenfelder. Desfile militar en Corea del Norte. AP.

David Guttenfelder. Desfile militar en Corea del Norte. AP.

Entre las exposición programadas en Visa pour l’Image destaca la que recoge el trabajo del fotoperiodista David Guttenfelder, que por primera vez y gracias a la cámara de su smartphone ha sido capaz de informar de la actualidad de un país tan hermético como lo es el régimen de Corea del Norte, gobernado con mano de hierro por Kim Jong-un.  Una oportunidad única para conocer de cerca la realidad de un país del que normalmente solo nos llegan imágenes filtradas por el propio régimen.

En lo que respecta a la crisis de refugiados, por su parte, destaca el trabajo de la fotoperiodista francesa Marie Dorigny, que bajo el título “Mujeres en el exilio” narra a través de sus imágenes el drama de las mujeres sirias que, junto a sus hijos o en solitario, abandonan su país en guerra y emprenden un incierto y peligroso camino hacia Grecia, punto de partida para alcanzar su destino soñado, el norte de Europa. Yannis Behrakis, por su parte, muestra su trabajo para Reuters, titulado “Los caminos de la esperanza y de la desesperanza”, para reflejar los sueños cumplidos y truncados de los refugiados sirios que llegan a las costas griegas.

Juan Arredondo. Niños soldados de Colombia. Getty Images.

Juan Arredondo. Niños soldados de Colombia. Getty Images.

Imprescindibles también en el cartel de exposiciones las obras de Juan Arredondo, que narra una realidad desconocida: la de los niños soldados en Colombia. Un trabajo de dos años por el que ya ha recibido el premio “Visa de Oro humanitaria del CICR”; y la muestra de Frédéric Noy, que ha recorrido 77 países para denunciar la persecución al que es sometido el colectivo homosexual a lo largo y ancho del planeta.

Esta entrada fue publicada en Fotoperiodismo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *